Descubriendo el Cachopo por Cárnicas del Guadalentín


Escrito el 12 de junio de 2018


¿Qué es el Cachopo?s

Hoy nos gustaría hablaros de un plato típicamente asturiano y que está muy de moda últimamente, el Cachopo.
Más que una moda, es un plato totalmente trending hoy en día. Muchos restaurantes por todo el país lo ofrecen e incluso hay multitud de jornadas gastronómicas chaphoperas, incluso fuera de tierras asturianas, para goce y disfrute de los amantes de esta delicia.
Su origen es bastante antiguo, ya en el siglo XVIII hay referencias al cachopo asturiano, pero no es hasta la mitad del pasado siglo XX cuando comienza su auge y es incorporado a las cartas de algunos restaurantes asturianos.
En los últimos años ha cruzado los Picos de Europa para entrar en las cocinas de restaurantes de toda España e incluso en las cocinas de todos los foodies ansiosos de hacer este no poco calórico plato.
La base para el cachopo es muy sencilla. Se toma un filete doble de ternera, se rellena de jamón serrano y queso, para posteriormente empanar y freír. Hay quien podría decirnos que eso es un San Jacobo de ternera… ¡BLASFEMIA!
El cachopo es mucho más y hacerlo bien, tierno, jugoso y no aceitoso, es un trabajo de alta costura. En primer lugar, debemos tomar un buen filete de ternera, la cadera es la mejor opción, ya que es más tierna y no tiene nervios que nos obstaculicen. Al filete hay que machacarlo a martillazos para romper sus fibras. ¿Cómo? Sabes ese martillo de madera que tu madre tiene en la cocina y que siempre habías pensado que era de decoración, pues tiene una utilidad. Tómalo firmemente y con el filete bien extendido sobre la mesa de trabajo golpéalo bien, verás cómo se va aplanando y quedando más fino.
El relleno clásico es de jamón serrano y queso, pero hoy en día son muy variados, haciendo que este manjar no sea nada aburrido. Hay quien cambia el jamón serrano por cecina o por chosco (un embutido asturiano). Incluso el queso depende mucho del gusto del que lo realiza, los hay que ponen queso crema, consiguiendo un interior más cremoso.
A este respecto, tenemos a los más puristas que no consienten este tipo de modificaciones y quienes les divierte, haciéndolo más diferente cada vez. En fin, para gustos los colores.
A la hora del empanado, el clásico de harina, huevo y pan rallado es básico y no hace falta más. Se tiende a usar el Panko (pan rallado de copos japonés) para innovar, pero absorbe más aceite. También en Casa Chema, Oviedo, le dan un toque diferente al empanado, usando harina de castaña en el rebozado.
En el mundo cachopil el tamaño importa y mucho. Un buen cachopo debe tener un tamaño considerable, perfecto para comer con familia o amigos, aunque siempre está la opción del cachopín, de menor tamaño e igual sabor y que cada vez es más habitual ver como una opción en las cartas de restaurantes asturianos.


Para hacer nuestro propio Cachopo aquí dejamos una receta. ¡A Cocinar!

Ingredientes
1 filete de ternera (cadera, babilla) de unos 350gr.
Jamón serrano
Queso semicurado (el que más os guste), pero que tenga cierto sabor.
Huevo
Harina
Pan rallado
Sal y pimienta

El Cocinado
Como decíamos antes, sobre una tabla rompemos las fibras de la carne con la ayuda de una maza de cocina. Salmpimentar.
Cubrir la mitad del filete con el queso y el jamón, como si estuviéramos haciendo un bocata.
Cerrar el filete con la mitad que ha quedado sin relleno y sellar bien.
Procedemos al empanado y dejamos reposar un horita al menos.
Una vez ha reposado, freímo a fuego fuerte durante unos 45 segundo y después le bajamos a fuego medio durante unos 2-3 minutos más.
Servir calentito y crujiente, se puede acompañar de patatas fritas, verduras, ensalada… a vuestra elección.


Bon apetit mes amis!